Educación en Valores en Educación Infantil

¿Qué son los valores y por qué son tan importantes en la educación?

Al nacer, nuestros hijos no son ni buenos ni malos, desconocen las normas que rigen su familia o su sociedad. Su conciencia ética se va desarrollando con el paso de los años. Pero necesitan nuestra ayuda ya que no llevan ningún chip incorporado que les diga si sus actos son correctos o incorrectos, lo que está bien o lo que está mal. Por eso es tan importante enseñar los valores cívicos que les permitan desarrollarse y convivir en una sociedad plural. Son las normas de conducta y actitudes según las cuales nos comportarnos y que están de acuerdo con aquello que consideramos correcto. Hay algunos valores fundamentales que todas las personas debemos asumir para poder convivir unos con otros y que son importantes tener siempre presentes y cumplir sin perjudicar a nadie.

Existen diferentes tipos de valores: familiares, socioculturales, personales, espirituales, materiales, éticos y morales, estos últimos son a los que dedicaremos fundamentalmente nuestras sesiones:

-Valores éticos y morales: Son aquellos que se consideran indispensables para la correcta convivencia de los individuos en sociedad. Entre los que destacamos:

1. Respeto: aceptar al prójimo tal como es, con sus virtudes y defectos, reconociendo sus derechos y necesidades. También al medio: Ecología.

2. Sinceridad: Confianza. Autoestima.

3. Renuncia a la violencia. Paz.

4. Disposición a ayudar. Solidaridad. Amistad.

5. Cortesía: los modales y la obediencia.

6. Consideración: saber renunciar a los propios intereses en beneficio de los de los demás. Compartir y valorar el servicio a los demás.

7. Tolerancia: es la aceptación y el respeto hacia la gente que es diferente, a lo que nos resulta extraño, desconocido o poco habitual.

8. Responsabilidad: saber asumir algunas tareas y actos. Decir la verdad. Los hábitos, la salud.

Como hemos dicho los valores no se transmiten vía genética, por eso es tan importante tenerlos en cuenta en la educación. Pero debemos saber que los valores no se enseñan independientemente del resto de cosas, ni a través de grandes explicaciones. Por esto estarán presentes en todo el proceso educativo aunque reflexionemos más pausadamente en “Educación en Valores” y en las jornadas que celebramos en el Centro.

En el aula trabajaremos estos ocho valores siempre con una metodología similar: empezaremos con una fábula, cuento o dibujos animados introductorios y unas preguntas que fomenten la participación, el diálogo y la comprensión del mismo para que quede claro qué valor hemos de destacar. Posteriormente completarán la ficha (coloreando, recortando, uniendo…) y haremos una reflexión final.

Fernando Díaz-Pinés